Aportes del semillero de investigación a la formación de estudiantes de pregrado

Las películas y el mundo del entretenimiento nos han hecho ver la labor del investigador como un oficio inalcanzable, en el que una persona con cualidades de genio intenta resolver los grandes misterios del mundo. Afortunadamente existen los semilleros de investigación, que le permiten a personas como tú y yo soñar con dejar grandes aportes a la humanidad a través de pequeños cambios en la historia que nos cuentan sobre la forma como funciona el mundo.

Atrevernos a soñar ha sido la clave para darle rienda suelta a la imaginación y la creación de nuevas perspectivas de vida, esa ha sido la tarea del profesor Fernando Zapata con el Semillero de investigación: Educación, Comunicación y Lenguajes, quienes este año, esperan finalizar el proyecto de Sistematización financiado por la convocatoria ConTIC Investigo de la Vicerrectoría de Docencia, el cual se ha constituido en un espacio idóneo para el fortalecimiento de la formación de sus integrantes como investigadores, a su vez las proyecciones para este año buscan consolidar esta cohorte del semillero a través de la realización de espacios de trabajo con los investigadores del grupo Didáctica y Nuevas Tecnologías e identificar líneas de trabajo que puedan seguir los semilleristas y en esta misma medida, identificar espacios de articulación de sus prácticas y trabajos de grado para fortalecer su participación en las diferentes iniciativas del grupo Didáctica.

El semillero pretende abrir una nueva cohorte a través de convocatoria pública en el segundo semestre del 2021, mientras ese tiempo llega, compartimos con la comunidad estudiantil la experiencia de dos semilleristas para que se antojen y encuentren en este camino una vía alterna al fortalecimiento de sus habilidades para la investigación y el mundo laboral.

Sócrates

“La experiencia en el Semillero ha sido un acontecimiento formativo en investigación totalmente diferente a los cursos regulares de pregrado o a las Prácticas Investigativas del pregrado en Pedagogía. Dentro de las dinámicas que hemos instalado de una forma consensuada en el Semillero hemos podido abordar con mucha más tranquilidad, profundidad y rigurosidad procesos que suelen ser muy veloces en los cursos de pregrado, como lo son la delimitación de objetivos y construcción del anteproyecto, el trabajo de campo y el análisis de datos.

Participar en el Semillero me ha permitido abordar con mucha más tranquilidad los procesos referentes a Prácticas Investigativas y trabajo de grado. Además de ello, al ser un Semillero asociado a uno de los cursos que más he aprendido y me he interesado, el Seminario de Educación Comunicación y Lenguajes, ha estado en coherencia con mis intereses personales sobre la Comunicación, lo cual me ha motivado a proyectar mi trayectoria académica de posgrado y mis proyectos personales hacia la Educación-comunicación.” Socrates Suaza Velásquez

Angy Paola Bastidas

“Durante mi trayectoria académica me di cuenta que necesitaba de otros espacios que me permitieran ir más allá de los cursos, pero no encontraba un lugar que me interesara, y los semilleros que veía me generaban incertidumbre porque sentía que no estaba al nivel de las personas que ya lo integraban. Así que dejé que pasaran los semestres, hasta que llegó una invitación para hacer parte de la primera cohorte del semillero de investigación Educación, Comunicación y Lenguajes, algo que realmente me llenó de emoción porque sabía que era lo que estaba esperando, pero no solo esto, sino también porque el semillero fue una idea de una compañera, el cual fue posible por el apoyo de un maestro. Esto nos permitió a todos los integrantes hacer aportes a la construcción de este, pero también lograr una identidad propia. Es un semillero que no intenta ser como los demás, que se arriesgó a realizar un proyecto a pesar del poco tiempo de existencia, que lo que pretende no es tener un montón de productos, sino que quienes lo integran se sientan satisfechos con lo realizado y con los aprendizajes adquiridos.  Es un espacio que no se queda solo en lo académico sino que también trasciende a lo personal, gracias a las mismas personas que lo integran, porque han demostrado que a pesar de la distancia por la situación actual, ellos siempre están allí.

Así que hablar de este semillero siempre me llena de alegría porque hemos logrado todo trabajando poco a poco, gracias al apoyo del maestro Jorge Fernando y al trabajo que como estudiantes hemos realizado. Y es a partir de esto que uno realmente le va teniendo más aprecio a estos espacios, no solo porque se convierten en una pieza clave para nuestro proceso de formación, sino también por el lugar que va tomando en nuestra vida personal.” Angy Paola Bastidas Herrera


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s